Toda intervención quirúrgica, supone una agresión en mayor o menor grado al organismo y necesita de un tiempo de recuperación. Este tiempo puede ir desde unos pocos días en pequeñas intervenciones hasta varias semanas en intervenciones mayores. El D.L.M, al ser una técnica que mejora la circulación linfática, va a ayudar a eliminar de manera más rápida todos los edemas post-quirúrgicos.

drenaje_linfatico-200x300¿Qué es el Drenaje Linfático Manual (D.L.M.)?

Es una técnica de masaje que consiste en la activación de la circulación linfática, con el objetivo de mejorar la eliminación de líquido intersticial y de moléculas de gran tamaño optimizando así su evacuación.

Gracias al D.L.M mejoramos la cicatrización del tejido, eliminamos o disminuimos las molestias postoperatorias y aceleramos la recuperación.

El drenaje linfático manual es una técnica de probada eficacia y estudiada científicamente. Se aplica en todas las intervenciones de cirugía estética.

Está especialmente indicado en el tratamiento postoperatorio de cirugía estética, plástica y reparadora (siempre que lo autorice el cirujano que realizó la intervención):

  • Cirugía contorno corporal (liposucción, abdominoplastias … ).
  • Cirugía facial (rinoplastia, blefaroplastias…).
  • Cirugía mama (aumento, reducción).
  • Cáncer de mama y reconstrucción mamaria.

Objetivos del D.L.M en el postoperatorio

  • Acelerar la reabsorción del edema y equimosis.
  • Eliminar restos de medicación, anestesia y suero utilizados en la operación.
  • Favorecer regeneración de capilares y vasos linfáticos dañados.
  • Favorecer la correcta cicatrización.
  • Disminuir las molestias y proporcionar bienestar en el postoperatorio.
  • Disminuir la duración del periodo postoperatorio.
  • Acelerar la recuperación de los tejidos.
  • Acelerar la recuperación de sensibilidad en la piel.
  • Acelerar la reabsorción de zonas fibrosas.

La intervención precoz y vigilante por parte del fisioterapeuta va a determinar no solo que los resultados de la cirugía sean más funcionales y estéticos, sino que permite detectar problemas de frecuente presentación como el edema, cicatrices hipertróficas o queloides, encapsulamiento de prótesis, fibrosis, entre otras.

Cuando esté indicado, las sesiones se pueden complementar con:

Ultrasonidos : evitan la formación de áreas fibróticas y por tanto de cualquier adherencia.

Presoterapia: es utilizada como complemento siempre despues de haber realizado las sesiones pautadas de D.L.M, y tras asegurarnos de que no existe fibrosis.

Rehabilitación post-mastectomía, se realizará un programa que incluirá:

Tratamiento de espalda, ya que la columna dorsal sufre una descompensación que puede provocar dolor agudo en dicha zona.

Tratamiento del hombro afectado para evitar problemas de retracción tanto muscular como capsular.

Tratamiento de la cicatriz, con técnicas que eviten las adherencias del tejido.

Prevención y tratamiento del linfedema.